Gin tonic con fresas

La fresa es un botánico que queda genial en un Gin Tonic. Podemos utilizar fresas frescas, congeladas o liofilizadas. La liofilización es un proceso que permite extraer toda la humedad de un alimento, en este caso, las fresas, pero preservando al máximo su sabor y aroma. A continuación te comentamos cómo utilizarlas en la preparación de un Gin Tonic y con qué otros elementos combinarlas.

Gin tonic con fresas

Preparación y presentación de un Gin Tonic con fresas

Para preparar un Gin Tonic con fresas tienes varias opciones:

  • Puedes cortar una fresa fresca en rebanadas o poner una fresa partida por la mitad.
  • Puedes echar unos cuantos trozos de fresas liofilizadas.
  • Puedes cortar las fresas en rodajas finas y ligeramente machacadas y dejarlas macerar con la ginebra durante unas horas. El tiempo depende básicamente de la cantidad de sabor que queramos dar al Gin Tonic.
  • Si quieres un Gin Tonic con fresas pero no te gusta el sabor dulzón, puedes añadir a tu copa unas cuantas gotas de Campari, que es un aperitivo italiano conocido por su amargo sabor.
  • Si quieres teñir tu Gin Tonic de rosa y te encantan los sabor dulces, puedes añadir a tu copa jarabe o sirope de fresa al gusto y decorarla con una fresa entera.

Ginebras para combinar con fresas en un Gin Tonic

Si quieres preparar un Gin Tonic perfecto te sugerimos que añadas fresas a las siguientes ginebras:

Tónicas para combinar con fresas en un Gin Tonic

Si quieres preparar un Gin Tonic perfecto te sugerimos que añadas fresas a las siguientes tónicas:

Otros bótanicos para combinar con fresa en un Gin Tonic

Si quieres preparar un Gin Tonic perfecto te sugerimos que añadas los siguientes botánicos a tu Gin Tonic con fresa: