Gin tonic con infusión

La infusión es un recurso novedoso creado para la elaboración del Gin Tonic perfecto de forma más cómoda. Podemos encontrar en el mercado infusiones diferentes pensadas para uno o varios tipos de ginebra. Las infusiones para Gin Tonic están elaboradas con botánicos y cítricos empaquetados en pequeñas bolsitas con la finalidad de aromatizar y dar sabor a tu bebida. Con este recurso, lo que se espera es que el usuario pueda hacer su Gin Tonic de forma más rápida y cómoda, sin tener que almacenar y cortar fruta. A continuación te comentamos cómo utilizarlas en la preparación de un Gin Tonic y con qué otros elementos combinarlas.

Gin tonic con infusión

Preparación y presentación de un Gin Tonic con infusión

Para preparar un Gin Tonic con una bolsita de infusión debemos invertir los pasos normales en la elaboración de cualquier otro tipo de Gin Tonic. El primer paso es colocar la bolsita de infusión en una copa de balón. Después, vertemos la ginebra, dejamos infusionar durante al menos un minuto (o minuto y medio). Piensa que cuanto más tiempo se deje infusionar, más intenso será tanto el color como el sabor. Sacamos la bolsita y añadimos el hielo. En este momento podemos añadir algún otro botánico que no aporte ni mucho sabor ni mucho aroma, más que nada por decorar la copa. Finalmente, añadimos la tónica con cuidado y con la ayuda de la cuchara trenzada.

Ginebras para combinar con infusión en un Gin Tonic

Si quieres preparar un Gin Tonic perfecto te sugerimos que añadas infusión a las siguientes ginebras:

Tónicas para combinar con una infusión en un Gin Tonic

Si quieres preparar un Gin Tonic perfecto te sugerimos que añadas infusión a las siguientes tónicas:

Otros bótanicos para combinar con una infusión en un Gin Tonic

Si quieres preparar un Gin Tonic perfecto te sugerimos que añadas los siguientes botánicos a tu Gin Tonic con infusión: