Gin tonic con mandarina

La mandarina es una fruta cítrico que queda perfectamente bien en un Gin Tonic. A continuación te comentamos cómo utilizar este botánico en la preparación de este cóctel y con qué otros elementos combinarla.

Gin tonic con mandarina

Preparación y presentación de un Gin Tonic con mandarina

Para preparar un Gin Tonic con mandarina utilizaremos sólo la piel coloreada sin el albedo (la parte blanca). Recuerda que tanto la pulpa como el jugo de cualquier cítrico reducirán o eliminarán por completo (depende de la cantidad) las burbujas de la tónica, debido a la reacción química que se produce al unirse el ácido cítrico de la fruta con el anhídrico carbónico de la tónica. Para utilizar mandarina en nuestro Gin Tonic, cortaremos un trozo de piel fina, la estrujaremos y la doblaremos un poco sin destrozarla (siempre sobre la copa), aromatizaremos la boca de la copa y finalmente la depositaremos en su interior. Al estrujar la piel, lo que hacemos realmente es facilitar la salida de los aceites esenciales contenidos en el flavelo (la parte coloreada de la piel). Debemos evitar siempre al cortar la corteza del cítrico, no llevarnos trozos de albedo, ya que esto sólo aporta un gusto amargo que puede estropear nuestro cóctel. La piel utilizada puede ser un simple trozo o un twist. Un twist es una tira fina de piel de una fruta cítrica en forma de espiral que se utiliza tanto para aromatizar como para decorar nuestra bebida. Para cortar esta corteza, necesitaremos un cuchillo bien afilado o un zester o acanalador.

Ginebras para combinar con mandarina en un Gin Tonic

Si quieres preparar un Gin Tonic perfecto te sugerimos que añadas mandarina a las siguientes ginebras:

Tónicas para combinar con mandarina en un Gin Tonic

Si quieres preparar un Gin Tonic perfecto te sugerimos que añadas mandarina a las siguientes tónicas:

Otros bótanicos para combinar con mandarina en un Gin Tonic

Si quieres preparar un Gin Tonic perfecto te sugerimos que añadas los siguientes botánicos a tu Gin Tonic con mandarina: